:: REVISTA MEDICOS | Medicina Global | La Revista de Salud y Calidad de Vida
 
Sumario
Institucional
Números Anteriores
Congresos
Opinión
Suscríbase a la Revista
Contáctenos

 


 

 

 

 

 

 

 

Federación Farmacéutica

 

 

 

 

 
 

 

:: Infórmese con REVISTA MEDICOS - Suscríbase llamando a los teléfonos (5411) 4362-2024 /  (5411) 4300-6119 ::
  

Medicina Prepaga


¿CON LOS DECRETOS Y RESOLUCIONES SE RESUELVE UN PROBLEMA O SE COMPLICA MÁS?
 

Por el Lic. Julio Diez (*)


El Gobierno Nacional / Superintendencia de Servicios de Salud en el mes de noviembre redactaron dos decretos y otras dos resoluciones definiendo algunos temas que hoy no se encuentran claros respecto de cómo seguir a partir del mes de febrero 2023.

Hay 3 grandes temas que se abarcaron.

Actuarial y de reservas

En este decreto se solicita la creación de una Comisión Técnica dentro de la actividad aseguradora regulada por la Ley N° 20.091. Un análisis preliminar da a entender que lo que se busca con esta comisión es generar una doble supervisión como el que por ejemplo existe en el Sistema de Riesgos del Trabajo donde el cumplimiento de las prestaciones médicas y dinerarias, como así también la prevención y protección del trabajador, quedan dentro de la órbita de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Y todo lo referente a los capitales mínimos, relaciones técnicas y sus cumplimientos, corresponde a la Superintendencia de Seguros de la Nación. Entiendo que la búsqueda del Gobierno se orienta hacia este objetivo.
Si fuera así, en la medida que busque darle solidez al sistema, permitiría que todas las empresas que hoy actúan brindando servicios de cobertura médica, estén encuadradas dentro de parámetros que tengan como objetivo la solidez del sistema en el largo plazo. Me parece bien.
Mi único miedo es el alcance de la regulación y que termine siendo otra regulación más sobre un sistema de salud, al que la regulación del 2011 viene jaqueando año tras año.

Actualización de los precios

Pasamos de un ÍNDICE donde se encontraba definida la metodología, la estructura de costos, frecuencia de actualización, y aunque no nos dejaba conformes porque no contemplaba inflación médica ni el retraso acumulado, íbamos alcanzando la inflación en un tiempo no tan largo. Tarde, pero llegábamos. Teníamos hasta cierta previsibilidad. El nuevo ÍNDICE incorporado, si bien mejora los tiempos de la actualización al llevarlos a períodos mensuales, incorpora un nuevo INDICADOR (el RIPTE) que se debe aplicar a un determinado segmento de la cartera, y que hace imposible su implementación.
Un modelo muy difícil de aplicar, ya que partimos de bases muy complejas de comprobar respecto de la situación del afiliado y su remuneración, y también cambiantes a lo largo del año, que hacen que nos sea imposible de planificar y administrar.
Por otro lado, van disociados de la realidad de los costos de cada una de las empresas de medicina privada que están alineados con el índice que ajusta a todo el sistema.
Ni hablar de la problemática que se va a presentar de cara a los prestadores a la hora de actualizar cada empresa de medicina privada a su red de prestadores. ¿Cómo los prestadores van a tener algún tipo de certeza que el índice de actualización que le vamos a estar bajando sea el que realmente deba ser? Me imagino que le vamos a estar agregando una nueva complejidad en la relación Financiador/Prestador al sistema actual de traslado de los aumentos.

Planes con Copago y el 25% de descuento

Dentro de las resoluciones surge la obligación de generar planes espejo a los planes a la venta al público, pero, con copagos y con un descuento del 25% respecto del plan actual vigente.
Todavía no se publicó una reglamentación o resolución aclaratoria al respecto, y hay diversas opiniones sobre su alcance.
Suena al menos raro, que planes ULTRA PREMIUM en un Prepago con altos niveles de reintegros y accesos a cartillas FULL, deban tener su plan con copagos. ¿Sería una FERRARI con caja de cambios manual?
¿Si el objetivo es que el socio tenga planes médicos para poder bajar de plan, no puede bajar a un plan menor y con menos acceso a cartilla, o menos reintegros?
Imagino que el organismo tiene la idea de que la persona pueda quedarse en la misma empresa de medicina privada, pero en un plan inferior en beneficios o cartilla.
Entiendo que la solución sería entonces un plan con copagos, inferior a los que hay a la venta actualmente, con un descuento del 25% sobre el plan inferior sin copagos de esa misma empresa de medicina privada.
De otra forma, va a ser un tema muy burocrático el hecho de tener planes que comercialmente son muy difíciles de vender (imagínense la FERRARI con levantavidrios manual – millennials googleen por favor), solo para cumplir con normativas ideadas sin tener en cuenta la realidad de lo que quieren los asociados: un plan RED dentro de la misma empresa.

Todo esto, ¿no se podría haber hecho más simple?.

(*) Director – Dirección Comercial Corporativa – Swiss Medical Group
 

 

SUMARIO

 

Copyright 2000-2023 - Todos los derechos reservados, Revista Médicos